Publicado: 23 de Enero de 2020

Las comadres nunca fallan en Avilés. Con una tradición de capa caída en el resto de Asturias, la villa avilesina sigue poblándose de mujeres el jueves previo al Antroxu. Los bares y restaurantes llenan sus reservas desde semanas e incluso meses antes y las calles se convierten en una miscelánea de generaciones femeninas con distintos atuendos, pero el objetivo común de pasárselo bien.